Almohadas relajantes de lavanda

Almohadas de lavanda para relajar

Gracias a éstas almohadas dormirá mucho mejor con el efecto que le transmitirá la lavanda, dando un estado de relajación que le permitirá descansar mejor.

Materiales:

-Tela de tafeta
-Aguja e hilo
-Lavanda seca
-Semillas de lino

Cómo hacerlo:

Deberemos elegir las medidas de las almohadas. Pequeño: cuadrado de 4 pulgas y media; Grande: rectángulo de 7 pulgadas por 15 pulgadas. Para hacerlo bien, cortamos dos piezas de tela de igual tamaño.

Cosemos las dos telas y dejamos en un lado 2 o 3 pulgadas abiertas para introducir el relleno. Damos la vuelta a las telas y empezamos a llenar de lavanda seca el almohadón agregando semillas de lino para tener mejor textura y peso.

Para terminar cosemos la parte que dejamos abierta y ya tenemos nuestra almohada relajante de lavanda. Os aconsejo hacer diferentes tamaños para diferentes zonas del cuerpo, como el cuello, la espalda…