Dando color al jardín

Cómo dar color al jardín

Es una manualidad muy colorida, se trata de macetas de colores. Ni compradas ni solo pintadas, las haremos paso a paso, verás que bien queda el jardín.

Materiales:

Tinte concentrado al agua
Cemento blanco
Varillas de hierro corrugado del 6
Arena blanca
Agua
Desencofrante
Dos maceteros de plástico del mismo modelo y diferente tamaño
Amoladora o cizalla
Taladro
Broca de 8 mm. de vidia
Brocha
Paleta

Cómo hacerlo:

Preparamos el material, en un cubo con agua ponemos el tinte. Tenemos en cuenta que cuando lo mezclemos con el cemento perderá tono por lo que tendremos que añadir un poco más de colorante. En otro recipiente mezclamos la arena y el cemento en proporción 5-1, respectivamente y lo removemos con la paleta. Echamos agua tintada en la mezcla y removemos hasta que sea homogénea y fluida.

Cortamos las varillas de hierro dos cm más cortas que el largo y altura de los maceteros de plástico. Haremos tantas  como para poder cubrir el fondo y las paredes, dejando diez cm de separación entre las varillas. Con trozos de papel o cartón tapamos los agujeros de drenaje para que no se salga la pasta.

Para hacer más fácil el desmolde untaremos desencofrante en el interior del más grande y exterior del pequeño, también podemos utilizar gasoil o aceite. Cubrimos el fondo con el macetero grande con 2 cm de pasta y colocamos las varillas de hierro.

Ponemos el macetero pequeño en el grande bien centrado y rellenamos el hueco que hay entre los dos con más pasta. Metemos las varillas con cuidado para que se queden cubiertas. Para que la presión de la pasta no empuje al macetero hacia arriba lo rellenamos con arena o tierra y dejamos secar dos días para poder quitarlo con precaución.

En las mismas marcas que dejaron los maceteros de plástico hacemos los agujeros de drenaje con el taladro en percusión y la broca de vidia. Por fin tenemos un macetero decorativo y resistente preparado para plantar.