Pintar en seda

Pintando en seda

Ésta es una manualidad para personas detallistas y con paciencia, se trata de sacar el artista que llevamos dentro, demostrándolo en seda.

Materiales:

– 1 bastidor

– chinchetas

– seda

– rotulador especial

– pinturas para seda (guta y pintura termofijable)

– pinceles de espuma

 – agua

– plancha

– sal

– vinagre

– jabón neutro

Cómo hacerlo:

Para empezar cogeremos el batidor y encima de el pondremos la tela ajustándola con chinchetas. Debajo de la seda ponemos el dibujo que vamos a hacer y lo calcamos con el rotulador sobre la seda. Encima del rotulador pasamos la guta con líneas finas y dibujamos de izquierda a derecha para no manchar con nuestro brazo.

Dejamos secar la pintura y miramos el tejido a trasluz para ver que están bien selladas todas las uniones.

Podemos empezar a pintar con las pinturas especiales de seda, termofijables. Lo siguiente será pintar todo el tejido con los pinceles de espuma una vez todo está pintado y se deja secar. Planchamos la seda por detrás y la lavamos con agua, sal y vinagre una vez y otra con jabón neutro. Por último lo planchamos al tejido con la seda húmeda.