Rústica vela

Vela rústica y sencilla

Ésta manualidad trata de una vela rústica y por supuesto, muy sencilla aunque requiere de algún material algo complicado. Lo importante es que no lo realicen los niños al utilizar grandes herramientas.

Materiales:

  1. Tronco de madera
  2. Parafina preparada
  3. Barniz
  4. Mecha
  5. Porta pabilo
  6. Serrucho
  7. Taladro
  8. Broca para madera o sacabocados
  9. Brocha
  10. Formól

Cómo hacerlo:

  1. Empezaremos cortando el tronco de madera. Lo suyo es uno con corteza rugosa y deformaciones, para que quede lo más rústico posible. Lo cortaremos de unos 12 o 15 cm de largo dejando ambos lados bien planos.
  2. Acoplamos el sacabocados al taladro y en el centro taladramos un agujero tan profundo como la cantidad de parafina que queramos meter, con el formol ahuecamos el agujero.
  3. Atamos una punta de la mecha al portapabilos y la metemos en el agujero lo más centrado posible y la otra punta a un palillo higiénico atravesado en el agujero del tronco.
  4. Con la parafina caliente sujetamos el palo y rellenamos el huevo hasta el borde y ponemos unas gotas de esencia de pino. Dejamos enfriar y si ha bajado de nivel podemos añadir más para terminar de llenarlo.
  5. Una vez frío, barnizamos la corteza del tronco, pudiendo utilizar antes para envejecer el tronco betún de Judea.
  6. Ya tenemos lista la vela.